sábado, 13 de mayo de 2017

Tiempos de "carnear"






                    




En la dinámica de la vida moderna , poca o ninguna relación mantenemos con el origen de los alimentos  que satisfacen nuestras necesidades. Menos aún con aquellos que provienen del reino animal desde que tal realidad nos enfrenta y regresa a nuestra condición de especie depredadora alta en la cadena trófica en lo que hace a demandas de nutrientes. La necesidad de sacrificar otros seres para alimentarnos y sobrevivir,  embiste de lleno con la idea  cultural de persona predominante en nuestros tiempos,  construida mayoritariamente en torno  a valores culturizados y/o tomados en préstamo de culturas occidentales y europeístas.



Escena de caza. Barranco de la Valitorta. Valencia . España



Escenas figurativas de animales , presas habituales de caza. Caverna de Lascaux. Francia.


Verdad es que mucho tiempo ha pasado desde que la caza de animales fuera el procedimiento desde el cual obteníamos y satisfacíamos las necesidades de nutrientes provenientes del reino animal.
Más tiempo aún desde que se ritualizaba de diversas maneras,  ejemplo las pinturas rupestres con escenas propiciatorias de  partidas de caza necesitadas exitosa, toda actividad vinculante a la obtención de alimentos seguidas de la "fiesta" y "festín" del procesamiento y consumo de la "caza" obtenida, desde que de ello dependía exclusivamente la supervivencia. 
Pronto en el desarrollo de la historia cultural de la especie, el alimento se divinizó. Todo su proceso quedó encomendado y en manos de las divinidades respectivas.
Pronto asi también,  perdió su carácter social  común y perteneciente a todos  y objeto de distribución,  y  llegó el momento de convertirse en un producto más del mercado y por tanto sujeto a sus leyes. 


Arte rupestre. Caverna de Lascaux.


 Nuestra relación con la ansiada  carne , sea vacuna, ovina , porcina o aviar, que adquirimos en los supermercados o en los comercios especializados -carnicerías- es mediada por una absoluta prescindencia a todo conocimiento explícito acerca del proceso de industrialización y muerte de los animales desde el cual llega a nuestras manos el producto final, despojado de todo vestigio cruento, presentado para su comercialización y venta en una estética de boutique.

El  excelente trabajo audio visual  de producción nacional que se comparte,  idea general, dirección y cámara  del jóven profesional uruguayo Nicolás Soto Diaz, y que  fuere difundido en su oportunidad a traves del canal Teve Ciudad-Montevideo,Uruguay , no aproxima además de su riqueza técnica y calidad periodística , a un material de mucha riqueza antropológica cultural, en una temática específica , donde la norma se expresa desde  la escasez.

Nos encontraremos y en cierto modo enfrentaremos a nuestra sensibilidad con la ancestral relación de necesidad del hombre con el alimento cuando ésta pasa inevitablemente por la muerte de otros seres . Es mirada sin concesiones a los eventos de muerte y procesamiento de animales domesticados como parte sustantiva de la cadena alimentaria humana, hecho por otra parte de carácter universal, con las excepciones de las pocas etnias que aún sostienen sus estrategias de subsistencia de caza y recolecta, eslabón éste del proceso de alimentación, generalmente  oculto detrás de las formas de comercialización y del cual se va perdiendo noción de su carácter social y socializador ,generando sensibilización negativa y opacando la realidad de su acontecer en la construcción de idea por la omisión , haciendo desaparecer de nuestro imaginario la  muerte de los animales de cuya carne nos alimentamos, desaparece su existencia real en nuestros sentidos. Pasan a no ser.

También documenta de forma explícita y por demás de inmenso valor de registro y memoria , procedimientos y saberes culturales trasmitidos oralmente de generación en generación en lo que hace a técnicas de acopio y almacenamiento de alimentos de por si perecederos y a los cuales preservar para épocas de escasez . 

Todo esto que desde la óptica urbana puede aparecer o resultar exótico y/o extraordinario, es sin embargo la norma inflexible a la cual nos sujeta la cadena alimentaria  que todos los seres vivos del planeta integramos, sin importar a la diversidad cultural ni a  nuestras diversas estrategias cotidianas de subsistencia

El documento audio visual , brillante en lo técnico desde que impacta con sus imágenes, es por demás elocuente, trasmite la realidad  desde un lenguaje honesto y por tanto  sin concesiones .

Manda re-pensarnos. 




Caverna de Lascaux. Francia.






0 comentarios:

Publicar un comentario

Muchas gracias
Los comentarios son bienvenidos y enriquecedores.
Puedes visitarme en mi otro blog